Press "Enter" to skip to content

Dalinas de Nubeluz: “Solo tenemos agradecimiento en el corazón”

Almendra Gomelsky recuerda como si fuera ayer, cuando Nubeluz se internacionalizó y la primera vez que viajó a Estados Unidos junto a Mónica Santa María. “El primer país donde salimos a través de la antena parabólica fue Bolivia, luego Colombia y Ecuador. Después, fuimos a Estados Unidos. Con Mónica estuvimos en una Teletón en Panamá y de ahí nos llevaron al aniversario de Telemundo. Recuerdo clarito que cuando bajamos del avión había una limosina blanca esperándonos y adentro estaba Raúl de Molina. Nos asustamos horrible porque no sabíamos quién era”, cuenta la presentadora peruana en una entrevista exclusiva para El Tiempo Latino a través del Zoom.

De aquello hace más de 30 años. Ahora ella junto a Xiomi Xibille y Lily Braun, volverán a vestir como dalinas para realizar el show Nubeluz, La despedida, en el estadio de San Marcos, en Lima, Perú, el próximo 20 de julio.

La anécdota que trae a la memoria la llamada ‘dalina grande’, sucedió a inicios de los años 90. Unas jovencísimas, Almendra y Mónica se convertían en estrellas internacionales gracias a Nubeluz el programa infantil donde ellas eran las dalinas (hermanas mayores) que cantaban y bailaban dentro de una nube mágica junto a decenas de niños que vivían una interminable fiesta, rodeados de gólmodis, cíndelas, payasos y juegos. Un mundo glúfico que tenía su propio lenguaje, que alentaba a los chicos con las palabras mágicas ¡Grántico Pálmani, zum! Y los premiaba con conos repletos de golosinas.

Con Diego Armando Maradona. / CORT. Club de fans de Xiomy Sibille

En muy poco tiempo, el programa infantil peruano se convirtió en el favorito de los niños de todo Latinoamérica traspasando las fronteras. “Antes no sabías lo que pasaba hasta no estar en el lugar. Recuerdo que hasta que no pisamos Bolivia y vimos ese mar de gente en el estadio, no supimos lo que era Nubeluz. Fue alucinante. Nos tuvieron que meter en helicóptero porque no se podía ingresar por la puerta, era una locura. Tenía 19 años y pensaba: ‘Dios, lo que yo diga va a impactar en los niños, así que debo tener mucho cuidado’. Por eso detrás de nosotras estaba un equipo de psicólogos que nos cocheaban todo el tiempo”, recuerda Almendra hoy a sus 55 años de edad.

Nubeluz, la despedida

Han pasado 34 años desde el estreno de Nubeluz un 8 de septiembre de 1990 en el Coliseo Amauta de Lima (Perú). El programa se transmitía los sábados y domingos de 8 a 12 del mediodía, en simultáneo en Perú, bajo la señal de Panamericana Televisión, y en Estados Unidos a través de la cadena Sur. Su éxito fue tal que grandes estrellas internacionales de la música, el cine y el deporte, desfilaron en el set junto a las dalinas. Y es que Nubeluz, se llegó a transmitir en 24 países de todo el mundo, en varios de ellos traducidos en otro idioma. Además, se hicieron versiones locales en Estados Unidos y Venezuela.

Ahora, la nube vuelve en lo que será, según dicen, su despedida definitiva de la tierra con un show que espera reunir a miles de personas en el estadio de la universidad San Marcos y donde volveremos a ver juntas a las dalinas Almendra, Xiomy y Lily, además de los gólmodis y las cíndelas.

Por tal motivo, desde hace seis meses, el equipo trabaja duro para recrear los juegos y repasar las coreografías originales. Temas como Que siga la fiesta, Súbete a mi nube, Papi deja de fumar, Yo tengo la magia y más, se escucharán esa noche durante el concierto. “La verdad es que estoy un poco agotada porque son canciones hechas para cuando teníamos 18 o 19 años y las coreografías eran exigentes. Entonces sí, es un reto para nosotras, sobre todo porque no podemos cambiar nada porque los nubecinos y las nubecinas se la saben todas y van a reclamar. Igual está siendo emocionante. Cuando lo hacíamos en ese momento, era un trabajo y una diversión porque la pasábamos bien, pero nunca pensamos que un programa que duró 6 años, 34 años después iba a causar tal impacto a nivel latinoamericano”, dice Almendra.

Para Xiomy Xibille, la dalina colombiana, esta reunión glúfica, ha sido como el título de una de las canciones de Nubeluz, “‘La alegría de vivir, porque tenemos esa posibilidad maravillosa de recordar momentos increíbles con la misma pasión. Es esta posibilidad de sabernos en el corazón de toda una generación y también la confianza de nuestra productora de creer en la nube y de poder levantar la alegría de los más de 40 mil o 50 mil en corazones en el estadio de San Marcos. Estamos súper felices, es una gran responsabilidad y exigencia”, añade.

“Hoy por hoy la emoción de juntarnos es mucho más fuerte, porque sabemos todo lo que hemos pasado para llegar hasta aquí y es una locura que la gente siga recordando Nubeluz, siga cantando las canciones, viviendo los valores. Creo que se hizo un gran trabajo, ha sido un equipo iluminado para tener una generación bonita de gente con valores”, acota Almendra.

Las puertas del estadio de San Marcos, abrirán al mediodía con la Feria Nubeluz, un espacio de esparcimiento donde la familia podrá vivir un poco la experiencia glúfica de estar en la nube participando en algunos juegos, comprando comidas y bebidas, y por supuesto, los famosos conos de golosinas. Las entradas se venden en Teleticket”.

La fiesta iniciará a las 7 de la noche y contará con tecnología de última generación. Además, en algún momento, se recordará a Mónica Santa María, la inolvidable ‘dalina chiquita’ que dejó este mundo el 13 de marzo de 1994, después que una depresión rampante la llevaría a terminar con su propia vida. “En realidad Mónica siempre va estar, siempre decimos que no somos tres y Mónica es primordial para nosotros. Nubeluz sin ella no es Nubeluz y para los nubecinos y nubetores igual, siempre la vamos a recordar cómo era: feliz, alegre, bromista”, dice Almendra.

Amor incondicional e internacional

Ya van más de 20 mil entradas vendidas de Nubeluz, la despedida y un gran número de esos boletos han sido comprados en el extranjero. Lily Braun, también está conectada al zoom. La dalina peruana radicada en Estados Unidos, se unió a Nubeluz en 1993 y se hizo conocida como la ‘dalina traviesa’. Lily agradece a los fans que vendrán a desde muy lejos a verlas. “Tenemos mucha suerte de tener grupos de fans que se han formado en diversos países como Argentina, Estados Unidos, Chile. El club de fans oficial, el no oficial, el que quiere ser oficial, el que será oficial (risas). Lo que todos tienen en común es mucho cariño y emoción de estar cerca  de Nubeluz. Gracias a todo el trabajo en redes han podido tener la información para saber en qué momento comprar su entrada y pasaje. Y queremos agradecerles por el esfuerzo que están haciendo. Para nosotros es un regalo muy grande, hay gente que viene de provincias, de Estados Unidos. Hay gente que está viniendo de Europa, que nos escribe y nos dice ‘pasaje comprado’. Para ellos solo tenemos agradecimiento”, dice.

En los años 90, Almendra Gomelsky, Xiomy Xibille, Mónica Santa María y Lily Braun. / CORT. Nubeluz

“Estamos muy contentas, nos sentimos privilegiadas de poder estar ese día con tantas personas que vienen a vivir lo que nosotras queremos sentir, esa adrenalina, esa magia y lo que se vivió hace 34 años. Ésta será nuestra última misión y pasaremos la responsabilidad a ellos de seguir adelante con todos los valores, principios y las enseñanzas que Nubeluz les dejó”, añade.

Almendra no descarta que en algún momento puedan salir de gira al extranjero con este show. “La verdad es que creo la producción nos está engañando (risas) porque nos dicen que el estadio estará lleno que la gente viene de todos lados. Pero nos están llamando de Chile, de Argentina, de Costa Rica. Ellos están en contacto pero no hay nada concreto”-dice- “El teléfono está sonando”-acota Xiomy- “Es como una fiesta: siempre te estás despidiendo, pasan cinco horas y sigues despidiéndote. Sabemos que no todo el mundo puede venir a Lima y sí nos gustaría visitar los países a los que fuimos y donde la pasamos increíble en las giras. Eso sería maravilloso, ahí cerraríamos con broche de oro completo esta experiencia”.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *