Press "Enter" to skip to content

Sector privado insta a brindar mayor seguridad a la inversión minera

Piden medidas contundentes para el desarrollo sostenible de la minería en Perú

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) manifestó su preocupación tras el atentado perpetrado contra la compañía minera Poderosa, ubicada en el distrito de Pataz, región La Libertad, donde se han dinamitado dos torres de alta tensión, en medio de un Estado de emergencia.

Demandó a las autoridades a una actuación célere para ubicar y procesar a las organizaciones criminales que están detrás de estos actos que “ponen en riesgo vidas y puestos de trabajo”.

Asimismo, espera que el Gobierno mantenga el trabajo iniciado con los gremios empresariales y sindicales en la lucha contra la delincuencia y el crimen organizado y sean efectivamente incorporados al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana (Conasec).

“Mayor seguridad”

Por su parte, la firma Supera -dedicada a la transformación de negocios de empresas mineras- manifestó que las autoridades deben asumir un compromiso y ejercer acciones para otorgar seguridad al principal motor de la economía peruana.

“La minería es una actividad estratégica para el Perú por los grandes recursos que genera al país. Gracias a la minería el país se ha mantenido a flote en los últimos años a pesar de las crisis de salud y económica en la que se ha visto inmerso el Perú”, dijo José Antonio La Rosa, director de la compañía.

“Estos actos vandálicos no solo ponen en riesgo la seguridad de las personas y el medio ambiente, sino que también atentan contra el desarrollo sostenible del país y la confianza de los inversionistas en el sector minero peruano”, agregó.

La compañía hizo un llamado a las autoridades a tomar medidas contundentes para garantizar la seguridad jurídica y el desarrollo sostenible de la actividad minera en el país.

“Es necesario fortalecer la presencia del Estado en las zonas mineras, combatir la minería ilegal y proteger las inversiones responsables que generan desarrollo para el Perú,” enfatizó La Rosa.

El ejecutivo también mencionó que es importante promover un diálogo abierto y transparente entre las empresas mineras, las comunidades y las autoridades locales para encontrar soluciones conjuntas a los problemas que enfrenta el sector.

“Solo a través del trabajo conjunto y la búsqueda de consensos podremos asegurar un futuro sostenible para la minería peruana. Tenemos la responsabilidad de apoyar a la minería responsable que lleva paz y progreso a los más pobres,” concluyó.