Press "Enter" to skip to content

¿Pensando en ahorrar? Conoce aquí los tipos de cuenta que existen en los bancos

Actualmente es común todavía encontrar personas que ahorran o guardan su dinero debajo del colchón porque consideran que es un lugar seguro para evitar su pérdida o robo. También se recurre a las cajas fuertes, ya que ahora poseen mayor tecnología y son impenetrables.

Sin embargo, hemos sido testigos de algunos casos de personas que han perdido el ahorro de toda su vida porque se incendió la casa donde consideraba que su dinero estaba a buen recaudo o fueron víctimas del robo de todos sus ahorros.
Para evitar que nuestros sueños se esfumen, tenemos a nuestra disposición una oferta variada de mecanismos de ahorro para todo tipo de necesidad. Ahora las entidades del sistema financiero te ofrecen beneficios para no solo tener seguro tu dinero, sino también hacerlo crecer.
De acuerdo con datos compartidos por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), 6 de cada 10 peruanos posee una cuenta de ahorros en el sistema financiero, por lo que es importante seguir conociendo sobre las novedades y beneficios.
“Es importante que conozcas los diferentes tipos de cuentas de ahorro para que evalúes cuál se acomoda más a tu estilo de vida y posibilidades. Ten en cuenta que las entidades bancarias siempre ofrecen beneficios y cambios en sus productos, por lo que es recomendable que te mantengas al tanto de ellos y logres ahorrar para cumplir tus metas” mencionó Roberto Percca, gerente de Desarrollo del Emprendedor de Mibanco.
Para poder ayudarte a conocer tus opciones financieras, Percca ofrece información sobre los tipos más comunes de cuentas de ahorro a las que puedes acceder:
Cuenta de ahorros: este tipo de cuenta se caracteriza por no pedirte que mantengas un saldo mínimo para seguir en ella. Aquí no te cobran mantenimiento y tienes un número ilimitado de transacciones en ventanilla.
Ahorro programado: en esta cuenta las personas suelen depositar un monto de dinero cada cierto tiempo para alcanzar una meta u objetivo.
Ahorro mancomunado: una cuenta conjunta se origina cuando existen dos o más titulares que pueden utilizar la misma con el permiso del resto.
Depósito a plazo fijo: el rasgo principal de esta cuenta es que el cliente guarda su dinero por un tiempo fijo a cambio de recibir una tasa de interés específica. Aquí el beneficio es que tu dinero no se queda estático, sino que va creciendo poco a poco.
Recuerda que cada persona tiene necesidades financieras únicas, por lo que es importante elegir la cuenta de ahorro que mejor se adapte a tus objetivos y circunstancias.