Press "Enter" to skip to content

PBI en caída: desempeño económico de Perú registra resultados desfavorables en ocho de los diez meses del año 2023.

De acuerdo con información proporcionada por el INEI, en el periodo de enero a octubre, la economía presenta una disminución del -0,65%.

En octubre de 2023, la economía peruana experimentó una contracción del 0,82% en comparación con el mismo mes del año 2022, atribuida al desempeño desfavorable en sectores como Agropecuario, Manufactura, Construcción, Alojamiento y Restaurantes, Telecomunicaciones, Financiero y Servicios Prestados a las Empresas, según indican datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Esta tendencia negativa se refleja en seis meses consecutivos de resultados en terreno negativo para la producción nacional.

En contraste, sectores como Pesca, Minería e Hidrocarburos, Electricidad, Gas y Agua, Comercio, Transporte, Almacenamiento y Mensajería, Servicios de Gobierno y Otros Servicios registraron resultados positivos. Según el informe técnico de Producción Nacional, la actividad económica del Perú disminuyó en un 0,65% en el acumulado de enero a octubre de 2023, y en el periodo anualizado de noviembre de 2022 a octubre de 2023, la caída fue del -0,27%.

El exministro de Economía y Finanzas, David Tuesta, señala que el PBI nuevamente se encuentra en niveles bajos y anticipa un cierre en terreno negativo para el año 2023, con perspectivas poco auspiciosas para el próximo año. A su vez, el economista Juan Carlos Odar destaca que, aunque se esperan tasas de crecimiento positivas para fin de año, estas podrían ser insuficientes para revertir las cifras en rojo del último trimestre.

El sector de la construcción mostró una caída del 9,06% en octubre, acumulando diez meses en terreno negativo, mientras que la minería e hidrocarburos creció un 3,10%. La manufactura disminuyó en un 2,69%, y el sector financiero y seguros experimentó una reducción del 8,34%. Sectores como pesca y electricidad, gas y agua registraron aumentos significativos.

En este contexto, las proyecciones para el año 2024 no son optimistas, según David Tuesta, quien prevé una recesión y mayores desafíos económicos y sociales. La minería, a pesar de haber crecido en octubre, enfrenta la disminución de la inversión minera, mientras que otros sectores como la construcción y la manufactura continúan en una tendencia negativa.