Press "Enter" to skip to content

Entidades financieras enfrentan la tasa más alta de morosidad en 20 años

Las microfinancieras enfrentan un año complicado

En el primer trimestre del año, la economía peruana ha enfrentado diversos desafíos, y las microfinancieras no han sido la excepción, se ha observado un deterioro en su desempeño marcado por una disminución en las ganancias netas debido al aumento en las provisiones para protegerse contra problemas de pago tanto de individuos como de negocios.

El panorama económico ha sido complejo, con la persistencia de problemas heredados del año anterior, a pesar de un ligero crecimiento del 1,37% en el Producto Bruto Interno (PBI) al inicio del año, la economía aún muestra señales de debilidad, con un crecimiento insuficiente para compensar la caída del -0,5% registrada en el cierre del 2023, la peor cifra en tres décadas; esta situación ha puesto a las autoridades económicas, especialmente al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y al Banco Central de Reserva (BCR), en alerta, impulsando medidas para estimular la recuperación económica.

Por otro lado, las tasas de morosidad en el sistema financiero han alcanzado niveles preocupantes, afectando especialmente a las microfinancieras, el aumento en los retrasos de pago y la dificultad para recuperar deudas han impactado negativamente en sus balances financieros,  fenómeno atribuido en parte a la situación económica precaria, que ha llevado a una reducción en la concesión de créditos y un aumento en la tasa de morosidad en general.

Las microfinancieras, al igual que otras instituciones de rubro banca, se han visto obligadas a aumentar las provisiones para cubrir los riesgos asociados con los préstamos incobrables, este incremento en las provisiones ha impactado directamente en sus ganancias netas, generando un inicio de año desafiante.

El sector de las microfinanzas en Perú enfrenta un panorama complicado este año, con una economía que lucha por recuperarse de la recesión y un aumento en los problemas de pago que afectan su rentabilidad; es fundamental que las autoridades económicas y las instituciones financieras trabajen en conjunto para encontrar soluciones que impulsen la recuperación económica y aseguren la estabilidad financiera a largo plazo.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *