Press "Enter" to skip to content

Conoce 5 factores claves para fortalecer la resiliencia financiera

Diversificar los ingresos es una medida saludable para tu empresa

La resiliencia financiera se enfrenta a desafíos como la recuperación del crecimiento económico, la mejora de la demanda interna y la reducción de presiones inflacionarias.

Asimismo, implica la capacidad de tomar decisiones financieras informadas y estratégicas que puedan mitigar los riesgos financieros y aprovechar las oportunidades de crecimiento a largo plazo. 

De acuerdo con las proyecciones del Marco Macroeconómico Multianual 2024-2027, elaborado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se prevé un incremento del 3.1% en el crecimiento económico en promedio. 

Esto se atribuye al creciente énfasis en la resiliencia financiera, lo que implica la adopción de medidas para fortalecer las inversiones nacionales.

“La aplicación de medidas que incentiven la estabilidad y fortalezcan la confianza en el mercado no solo impulsará el crecimiento económico a largo plazo, sino que también creará un ambiente favorable para el avance de las empresas y la generación de puestos de empleo”, señala Giancarlo Ameghino, gerente de Gestión y Desarrollo del Grupo Crosland. 

“Por ello, esta proyección positiva refleja la capacidad de abordar los desafíos económicos, fortaleciendo así la posición del país en el panorama global”, agrega.

En ese sentido, presenta cinco factores que fortalecerán la resiliencia financiera en tu empresa:

1. Diversifica los ingresos

Para fortalecer la resiliencia financiera de tu empresa, diversifica las fuentes de ingresos, reduciendo así la dependencia de un solo mercado o cliente. 

2. Gestiona de manera eficiente el flujo de efectivo

Mantener una gestión eficiente del flujo de efectivo es fundamental para la resiliencia financiera de tu empresa.

“Esto implica monitorear de cerca los ingresos y gastos, establecer políticas claras de crédito y cobranza, y mantener reservas adecuadas para hacer frente a situaciones imprevistas”, señala Ameghino.

3. Reduce las deudas financieras

Tu empresa puede fortalecer su resiliencia financiera reduciendo su carga de deuda y optimizando su estructura financiera. Esto puede implicar refinanciar deudas a tasas más favorables, renegociar plazos de pago y buscar alternativas de financiamiento más flexibles.

4. Implementa medidas de ahorro

 Adoptar medidas de ahorro y eficiencia operativa puede ayudar a tu empresa a fortalecer su resiliencia financiera al reducir costos y mejorar la rentabilidad. Esto puede incluir la automatización de procesos, la optimización de la cadena de suministro y la búsqueda de sinergias internas.

5. Capacidad de adaptación

Consiste en elevar la fuerza impulsadora detrás de la resiliencia financiera. “Abrazar el cambio, aprender de las adversidades y mantener una actitud optimista frente a los desafíos financieros construye una mentalidad resiliente que permite sortear obstáculos con determinación y creatividad”, puntualiza Ameghino.