Press "Enter" to skip to content

BBVA Research y el IPE elevan sus previsiones de crecimiento para el Perú este 2024

En abril la economía peruana registró un crecimiento de 5,28%, impulsado por el rebote en los sectores Pesca y Agropecuario, entre otros, lo que alentó al BBVA y al IPE a revisar al alza sus estimados.

El resultado del PBI de abril, que evidencia un crecimiento de 5,28% respecto a similar mes del 2023, es un rebote estadístico, según diversos analistas; sin embargo, si se mantienen las cifras positivas en los siguientes meses, la economía peruana podría acercarse al estimado del MEF, de 3% para este 2024.

En este contexto el BBVA Research y el Instituto Peruano de Economía (IPE) elevaron las previsiones de crecimiento del país para el año, aunque son menores para el 2025.

Puedes leer: Banco Mundial. Perú crecerá 2,9% este año y 2,6% en el 2025

La revisión al alza del IPE en su proyección de crecimiento para el Perú, pasa de 1,9% a 2,4%, explicado por el dinamismo del gasto privado, que es mayor de lo previsto en el primer trimestre del año.

Sin embargo, para el 2025, el IPE espera que la economía del país retorne a su ritmo potencial de crecimiento, alrededor del 2,8%.

El BBVA Research también revisó al alza su estimado de avance de la economía peruana que pasa de 2,7% (proyectado en marzo) a 2,9%, debido al impacto que tendrá el nuevo retiro de los fondos de pensiones, entre otros factores.

La proyección de crecimiento del BBVA Research se alinea con lo proyectado recientemente por el Banco Mundial, que fijó para este 2024 un estimado de 2,9%.

Puedes leer: Hugo Perea. El alto precio del cobre debería propiciar un entorno de mayor inversión minera

“El año del rebote”

Hugo Perea, economista jefe para el Perú del BBVA Research, calificó este 2024 como “el año de rebote”, en el que se recuperarán los sectores que fueron más afectados el año anterior por razones climatológicas, como la Pesca y el Agropecuario.

Del mismo modo, dijo que los sectores no primarios, se verán también beneficiados por el avance que tendrá el gasto que realiza el sector privado.

El citado banco estima para el próximo año un crecimiento de 2,7%, luego que amaine el impacto en la economía por el retiro de los fondos privados de pensiones que se suma también a la libre disponibilidad de los fondos de la Compensación por Tiempo de Servicios (CTS).