Press "Enter" to skip to content

Los tres principales objetivos de Perú en la Copa América

La selección peruana está en un periodo de transición. Después de una época gloriosa, con buen rendimiento en los torneos internacionales, trata de volver al camino de la victoria. Por ese motivo, desde finales del pasado año, se dio la responsabilidad y el liderazgo del conjunto a Jorge Fossati, un experimentado director técnico conocedor del fútbol peruano después de su exitoso paso por el Club Universitario de Deportes. En menos de un mes, debuta en un campeonato, el sudamericano, con tres objetivos sobre la mesa.

Grupo complicado en la Copa América

El resultado del sorteo de la fase de grupos no fue el más satisfactorio posible para la selección. Por ese mismo motivo, llegar a la ronda de cuartos es uno de los objetivos y se considera como tarea difícil. Según señalan las apuestas de fútbol de la Copa América 2024, los dos principales candidatos a quedar en lo más alto de la tabla del Grupo A son Argentina y Chile. Por otro lado, se dan pocas opciones a la blanquirroja y, ya muy alejada en los pronósticos, encontramos a Canadá, una de las grandes revelaciones del torneo.

Desde 1995 que Perú no cae en una primera fase de la copa continental. A partir de entonces, se han alcanzado, como mínimo, los cuartos de final. Con Ricardo Gareca al frente, se disputaron cuatro ediciones y el rendimiento fue histórico: unos cuartos de final en 2016, un cuarto lugar en 2021, un tercer lugar en 2015 y un subcampeonato en 2019. Todo hace pensar que es francamente difícil repetir estos resultados este año, pues la nueva etapa apenas ha arrancado y muchos jugadores no están en su mejor nivel.

Rodaje para las Eliminatorias Sudamericanas

La meta a largo plazo para la selección no tiene el foco puesto en la Copa América y el número de rondas a superar, sino que se centra en las opciones de disputar el Mundial de 2026. En esas fechas se estrenará un nuevo formato, ampliando el número de equipos de 32 a 48, pero, aun así, los conjuntos se deben ganar la plaza en una liga previa. De los diez países que conforman la Conmebol, solamente seis acudirán de manera directa, y el séptimo tendrá opción a una plaza si supera un repechaje.

Perú, por su parte, actualmente ocupa el último lugar de las Eliminatorias Sudamericanas que dan acceso a la copa intercontinental. En seis partidos disputados, ha sumado dos puntos solamente, pero está a una victoria de igualar con Paraguay y Chile y superar a Bolivia. En 2022, ya no acudió a Qatar tras caer en el repechaje ante Australia en la tanda de penales. Dos ediciones consecutivas sin presencia mundialista sería un duro golpe de enfrentar por parte de la Federación. Los próximos rivales, en septiembre, son Colombia y Ecuador.

Oportunidades a los nuevos ídolos

El técnico Jorge Fossati quiere disponer de una lista de convocados equilibrada para su primera copa oficial al frente de la blanquirroja. Para ello, combinará el joven talento emergente con ídolos contrastados del país. Sin ir más lejos, y tal y como ha reconocido el argentino, Paolo Guerrero y Luis Advíncula acudirán a la cita de Estados Unidos pese a no estar en el mejor momento de sus carreras. Por otro lado, no llegará Yoshimar Yotún, operado recientemente y cuya reaparición se espera para más adelante.

También se prevé con gran expectativa la presencia de futbolistas prometedores, llamados a asumir responsabilidades en el equipo y que ya brillan en algunas de las ligas con más prestigio. Uno de ellos es Marcos López en el carril izquierdo, que apunta como titular. Es relevante destacar a Piero Quispe, figura de 22 años de Pumas UNAM; o Joao Grimaldo, el talentoso extremo de 21 años de Club Sporting Cristal. La Copa América será la primera prueba de fuego para una generación destinada a liderar el fútbol nacional.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *