Press "Enter" to skip to content

Las opciones de Perú en la Copa América 2024 según las apuestas deportivas

En Perú ha empezado una nueva era futbolística. Después de la salida del seleccionador Ricardo Gareca y caer en el repechaje que no daba opciones a disputar el Mundial de Qatar, el equipo nacional busca ofrecer una nueva cara en los próximos campeonatos. El cargo de director técnico ha sido asumido, ya desde el año pasado, por Juan Reynoso. De momento, solo ha podido disputar seis encuentros amistosos, tres de ellos terminados en victoria, y su principal objetivo es preparar la plantilla para los grandes torneos.

La Copa América, la primera prueba

La Copa América que se disputará en Estados Unidos el próximo año es el primer gran torneo que deberá dirigir el nuevo equipo técnico. Al día de hoy, la selección no figura entre las grandes favoritas. Según las apuestas online, presenta una cuota de 40.00 (fecha: 26.05.2023), dándole opciones remotas. A pesar de ello, todavía tiene tiempo de conseguir la confianza de los aficionados, pues en junio se juegan amistosos y en septiembre empieza la clasificación para la próxima edición de la Copa del Mundo.

En los dos próximos encuentros no habrá nada en juego y volverá a ser un excelente campo de pruebas para Reynoso en el que buscar y configurar la mejor plantilla posible para cuando vuelvan los grandes campeonatos. Se enfrentarán a la República de Corea y Japón, dos de las mejores selecciones asiáticas y mundialistas. A su vez, según ha anunciado la propia Conmebol, en los primeros choques de la fase de clasificación para la próxima edición del Mundial que tendrán lugar en septiembre, se verán las caras ante Paraguay y Brasil.

El reto con los brasileños es el principal desafío de los peruanos a corto plazo, pues la canarinha es considerada en el mundo de los pronósticos deportivos como la gran favorita para el torneo sudamericano de 2024 (2.75). Le sigue muy de cerca Argentina (3.00), intratable en los últimos tiempos; y una Uruguay (8.00) que estrena nuevo seleccionador, Marcelo Bielsa. Cierran el top cinco otros combinados históricos que están acostumbrados a llegar lejos, como son Chile (10.00) y Colombia (12.00).

Las dudas que despierta la selección

Uno de los puntos en los que todos los focos se dirigen es hacia el banquillo de la selección. Desde 2015 y hasta la decepción ante Australia en el repechaje de la Copa del Mundo, lo había ocupado Ricardo Alberto Gareca. El argentino, con un total de 23 encuentros en el cargo, había dotado de un juego competitivo y grandes resultados a la selección peruana: el segundo puesto en la Copa América de 2019 o la disputa del Mundial de 2018 son un claro ejemplo de ello. Ahora, con Reynoso, se abre un nuevo escenario.

El duro golpe en la previa de la cita mundialista obligó a los dirigentes de la Federación a reaccionar y a tomar nuevas medidas. Una de las más importantes fue darle el mando de la selección a toda una leyenda del combinado nacional como es ‘El Cabezón’. El de Lima, que lleva una extensa e inestable trayectoria de más de quince años en los banquillos, ha desarrollado toda su carrera entre Perú y México. De hecho, su último club fue el Cruz Azul, donde tuvo un paso algo incómodo ya desde un principio.

Otro de los puntos conflictivos es una plantilla algo veterana, con jugadores ya contrastados en campeonatos de primer nivel, pero sin jóvenes promesas en las que depositar la esperanza del futuro. En la última convocatoria, la media de edad estaba en más de 29 años y es, junto con Venezuela y Bolivia, el equipo de toda la confederación con un valor de mercado más bajo. Sin Paolo Guerrero ni Jefferson Farfán, la selección va en busca de un nuevo jugador franquicia que lidere el vestuario hacia retos de máxima exigencia.