Press "Enter" to skip to content

Catar 2022: los turbantes rojiblancos invaden Gamarra a una semana del repechaje

Las camisetas más solicitadas son las que llevan en la espalda el 9 de Gianluca Lapadula

Los turbantes rojiblancos y los polos de la selección peruana de fútbol han invadido las galerías de Gamarra –el emporio textil más grande de América–, en medio de la expectativa general, a una semana del partido de repechaje que podría colocar a Perú en Catar 2022 para su segundo mundial consecutivo.

 
Los turbantes con los colores del Perú son la novedad de la actual campaña comercial y reflejan no solo el ingenio del confeccionista peruano, sino también la aspiración del aficionado local que se siente con un pie y medio en el mundial de Catar y, por ende, cada vez más cerca de esta nación árabe.
 
Al margen de cualquier discusión sobre apropiaciones culturales, vestir un turbante implica para el hincha de la rojiblanca la confianza de un resultado positivo en el partido del próximo lunes 13 de junio, ya sea con Australia o Emiratos Árabes Unidos.
 
El turbante, además, repite el fenómeno vivido en noviembre de 2017, cuando Perú clasificó a Rusia 2018 –tras derrotar a Nueva Zelanda con goles de Jefferson Farfán y Christian Ramos en el Estadio Nacional– y puso de moda la ushanka, el clásico sombrero ruso con orejeras para protegerse del frío.
 

 
Crecen las ventas
 
En el jirón Humboldt del distrito de La Victoria, conocido por sus galerías dedicadas al rubro de ropa para deportes, los comerciantes ven crecer sus ventas conforme se acerca el partido del repechaje y proyectan crecimientos de hasta 100 % si el Perú consigue finalmente el boleto para Catar 2022.
 
Además de los turbantes, las camisetas más solicitadas son las que llevan en la espalda el 9 de Gianluca Lapadula, el jugador más carismático del actual proceso que dirige Ricardo Gareca. 
 
Del ‘Bambino’, la afición resalta su rápida adaptación al grupo, su alegría para abrazar a sus compañeros al celebrar los goles de Perú y la predisposición para jugar al ritmo del ‘chocolate’ de Christian Cueva y André Carrillo.
 
En las calles de Lima y en todo el país, niños, adolescentes, jóvenes, hombres y mujeres, abuelitos y abuelitas, se contagian de entusiasmo por el repechaje y lucen los colores del Perú en sus salidas cotidianas.