Press "Enter" to skip to content

Universidades se sinceran y dejan de ofertar 3,700 programas de estudio de baja calidad

Un total de 3,720 programas de estudio de universidades licenciadas y de otras aún bajo evaluación de la Sunedu dejarán de ofertarse al público luego que dichas casas superiores de estudio reconocieran que carecen de las condiciones básicas de calidad.

Así lo informó a la Agencia Andina la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) al explicar que este desistimiento es resultado del sinceramiento de la oferta académica adoptado por las propias universidades.

De acuerdo con la entidad, hay diferentes razones por las cuales una universidad supervisada por Sunedu desiste de enseñar algún programa educativo: no tiene buena infraestructura para la enseñanza, no cuenta con profesores adecuados, no es sostenible con el entorno social y en general no pueden asegurar un servicio educativo idóneo.

Al 13 de diciembre de este año, de acuerdo con Sunedu, 54 universidades con licenciamiento institucional tomaron la decisión de cerrar 1,416 programas educativos, entre pregrado, posgrados y segundas especialidades. 

De ese total, 32 universidades son privadas y 22 son públicas y en la mayoría de los casos se trata de programas de maestría.

La idea de poner fin a estos programas reconoce su falta de sostenibilidad en el tiempo y busca además corregir la desigualdad existente entre los programas que se desarrollan en las grandes ciudades y las zonas más alejadas del país. 

En proceso

En esta misma línea de trabajo, 22 universidades que aún se encuentran bajo evaluación de Sunedu tomaron similar decisión y anunciaron que dejarán fuera de su malla curricular 2,304 programasde estudio. 

En este caso, 20 universidades son privadas y 2 públicas. La mayoría de programas desistidos son de pregrado (carrera universitaria).

En el caso de las universidades públicas (2), el número de programas de pregrado que ya no ofertarán son 1,560. 

Locales fuera de servicio 
La superintendencia informó también que, a fin de garantizar un servicio educativo con las mismas condiciones en todos los locales, algunas universidades han desistido de continuar dictando clases en numerosos establecimientos que antes las identificaban.   

Al 13 de diciembre último, fueron cinco las universidades privadas con licenciamiento que tomaron esta decisión, las cuales ya no ofertarán sus servicios en 25 locales. Mientras que seis universidades públicas licenciadas dejarán de hacerlo en 64 locales. 

Similares decisiones tomaron otras casas de estudio aún en evaluación por la Sunedu: tres universidades públicas cerrarán ocho locales, mientras que nueve universidades privadas dejarán de contar con 117 sedes en los que antes ofrecían clases.

Actualmente, la Sunedu ha otorgado el licenciamiento institucional a 86 casas superiores de estudio del país, beneficiando a más de un millón de jóvenes. De otro lado, ha denegada el licenciamiento a 35 universidades.