Press "Enter" to skip to content

Padomi aumenta flota de atención domiciliaria con adquisición de 20 unidades móviles

Los nuevos vehículos permitirán casi duplicar la cifra de atenciones presenciales

El Programa de Atención Domiciliaria (Padomi) del Seguro Social de Salud (EsSalud), incrementará sus atenciones preferenciales a domicilio a través de la adquisición de 20 nuevas unidades móviles, que beneficiarán a adultos mayores de 80 años, pacientes con enfermedades crónicas o menores imposibilitados de movilizarse.

Las camionetas servirán para el traslado de las brigadas Padomi y todos los implementos necesarios, para asistir a los pacientes adscritos a este programa, optimizando su atención en casa y otorgando mayor cobertura a sus requerimientos.

De esta manera, se incrementan a 44 la flota Padomi, lo que permite mantener el liderazgo de la institución en la atención preferencial a domicilio. El mejor regalo en este trigésimo aniversario del programa, es el que se brindará a los 51 mil pacientes, adultos mayores y niños, mejorando el tiempo de respuesta del equipo multidisciplinario para una rápida atención. 

Padomi realizaba 8 mil atenciones presenciales mensualmente y ahora esa cifra se incrementará a 14 mil 500, incluyendo atenciones médicas y urgencias, así como procedimientos domiciliarios, Hospital en Casa, laboratorio, unidad geriátrica y Padomi Niños.

Al emotivo acto protocolar asistieron autoridades de la institución y el personal que se desplazará en las modernas unidades. Los flamantes vehículos iniciarán servicio a partir de la fecha, contribuyendo a una oportuna prestación de los servicios de salud.

Padomi también brinda teleconsultas a los adultos mayores asegurados y niños imposibilitados de desplazarse bordeando así el millón de atenciones anualmente.

Médicos especialistas y asignados, personal asistencial, contarán desde hoy con esta nueva flota vehicular para atender presencialmente, con un mayor número de visitas domiciliarias, a los asegurados adscritos a Padomi, las 24 horas, los 7 días de la semana, en Lima y Callao, principalmente en las zonas más alejadas y de difícil acceso.