Press "Enter" to skip to content

¡Achórate! Celebremos 50 años del redescubrimiento del mono choro de cola amarilla

Este mes se marca un hito importante en la historia natural de nuestro país: se celebran los 50 años desde el redescubrimiento del mono choro de cola amarilla (Oreonax flavicauda). Una especie emblemática peruana, que habita exclusivamente en la selva peruana, principalmente en los bosques nublados de San Martín, Amazonas y Junín, y que despierta admiración no solo por su belleza, sino también por su crucial papel en la conservación del ecosistema.

El mono choro de cola amarilla no solo es un gran dispersor de semillas, sino que también ejerce influencia en la estructura de los bosques y en la presencia de otros animales en estos ecosistemas. Su redescubrimiento no solo marcó un hito en la historia natural del país, sino que también desencadenó una lucha ferviente por su conservación.
Aunque su existencia está amenazada por la caza furtiva, la expansión agrícola y la tala ilegal, existe una red de esperanza tejida en torno a su protección. El Parque Nacional del Río Abiseo, junto con otras áreas naturales protegidas como el Santuario Nacional Cordillera de Colán, la Reserva Comunal Chayu Nain y el Bosque de Protección Alto Mayo, se erigen como bastiones de conservación donde el mono choro de cola amarilla encuentra refugio.

Imagen de la nueva moneda de un sol 

El mono choro de cola amarilla es la imagen de la nueva moneda de un sol que lanzó al mercado el Banco Central de Reserva (BCR) y que forma parte de la serie numismática “Fauna silvestre amenazada del Perú”. Esta moneda se une a una serie de esfuerzos destinados a concienciar sobre la importancia de proteger a las especies en peligro, como nuestro emblemático primate endémico.
Según el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), el mono choro de cola amarilla es una de las tres especies de primate endémico del Perú, junto con el mono tocón andino (Callicebus oenanthe) y el mono nocturno andino (Aotus miconax).
Lamentablemente, el mono choro de cola amarilla se encuentra categorizado como especie en peligro por la legislación peruana y en peligro crítico en la lista de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Está considerado, además, entre los 25 primates más amenazados del mundo y entre los tres más amenazados de Sudamérica.
 

 

Fanny M. Cornejo

El valioso trabajo que realiza Fanny M. Cornejo con el mono choro de cola amarilla, especie endémica peruana en peligro de extinción, ha sido fundamental. Reconocida por sus más de 15 años dedicados a la conservación e investigación de esta especie, Cornejo lidera la asociación civil Yunkawasi. Esta organización trabaja desde 2007 en alianza con comunidades amazónicas y andinas para la conservación de especies amenazadas a través del desarrollo socioeconómico sostenible, la investigación participativa y la comunicación y educación ambiental.
Su labor ha sido reconocida por diversas organizaciones. En 2014, recibió la Medalla de Honor de la Orden del Mérito a las mujeres peruanas por su destacada actividad profesional por parte del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables del Gobierno peruano. Además, fue la primera receptora del Premio Sabin para la Conservación de los Primates de la Sabin Family Foundation y Conservación Internacional.
En 2019, Cornejo contribuyó con el Ministerio del Ambiente y el Banco Central del Perú en el lanzamiento de una moneda de 1 Sol peruano inspirada en el mono choro de cola amarilla, con la moneda basada en una de sus fotografías de esta especie.
Cornejo es autora de más de 100 artículos científicos y presentaciones en congresos. Además, en 2022 fue parte de la descripción de una nueva especie de primate para el Perú, el mono tocón de Aquino.
Estos esfuerzos reflejan un compromiso colectivo para proteger a esta emblemática especie y a los ecosistemas que habita. Hoy, celebramos 50 años de redescubrimiento, pero también reafirmamos nuestro compromiso con la protección del mono choro de cola amarilla y de todas las especies que comparten su hábitat.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *