Press "Enter" to skip to content

Elecciones en Panamá: las claves sobre uno de los comicios más grandes de América Latina en 2024

Desde el pasado 3 de febrero cientos de aspirantes locales, estatales y nacionales han salido a las calles panameñas para buscar el apoyo popular

Las elecciones del 5 de mayo en Panamá representan uno de los procesos democráticos más amplios de Latinoamérica, en una sociedad que sale de un largo periodo de protestas ambientales y luego de años de una lucha anticorrupción que ha tocado a las altas esferas del poder.

Desde el pasado 3 de febrero, fecha en la que oficialmente se iniciaron las campañas electorales, cientos de aspirantes locales, estatales y nacionales han salido a las calles panameñas para buscar el apoyo popular, en medio de crecientes polémicas, como la controvertida candidatura del expresidente Ricardo Martinelli, finalmente inhabilitado tras ser condenado por blanqueo.

Además, cuando faltan menos de dos semanas para la contienda, se mantiene la incertidumbre sobre la candidatura del favorito en las encuestas, el derechista José Raúl Mulino, quien podría ser inhabilitado debido a una presunta inconstitucionalidad en su elección interna dentro de la coalición de los partidos Realizando Metas y Alianza como reemplazo de Martinelli.
 
885 cargos en juego y no hay segunda vuelta

El 5 de mayo es el día marcado en el calendario para las elecciones generales en Panamá, en las que aproximadamente tres millones de ciudadanos que componen el padrón electoral vigente elegirán a sus representantes en 885 cargos públicos: 701 representantes de corregimiento, 81 alcaldes, 71 diputados nacionales, 20 diputados para el Parlamento Centroamericano, 11 concejales y un presidente nacional.

Todos los cargos se definen por mayoría simple y no hay segunda vuelta, un tema que ha sido objeto de debate en el último año.

Las urnas abren sus puertas a las 7 am (hora local) y estarán disponibles para que los ciudadanos depositen sus boletas electorales hasta las 4 pm, aunque cualquier panameño que se haya unido a la fila antes de la hora de cierre aún podrá ejercer su derecho a voto.

Sobre el voto en el exterior, el Tribunal Electoral de Panamá informó que ha decidido “continuar” con la modalidad de voto por adelantado en línea, tras suspenderlo momentáneamente el 23 de abril debido a un error en el orden de aparición de los candidatos en la boleta.
 

Alrededor de 4.458 personas inscritas en el Registro de Electores Residentes en el Extranjero y en el Registro de Electores del Voto Adelantado para los residentes en Panamá están habilitadas para hacer uso de esta función.
 
El voto por adelantado en línea solo es válido para la elección presidencial.

“Luego de una consulta con el Consejo Nacional de Partidos Políticos (CNPP) y su subcomisión técnica, se ha DECIDIDO CONTINUAR con la votación por internet. Todos los votos emitidos a la fecha mantienen su validez”, expresó el Tribunal Electoral a través de un comunicado este 23 de abril.

¿Quiénes son los candidatos presidenciales?

En la disputa por la Presidencia están el candidato de derecha Jose Raúl Mulino, favorito en las encuestas; el expresidente Martín Torrijos (2004-2009), quien aspira a la reelección por el Partido Popular (PP); Rómulo Roux, por la alianza de Cambio Democrático (CD) y el Partido Panameñista (PPa); Ricardo Lombana, por el partido Movimiento Otro Camino (MOCA); José Gabriel Carrizo y actual vicepresidente del país(PRD); y los candidatos con libre postulación Melitón Arrocha, Maribel Gordón y Zulay Rodríguez.

Aunque hay ocho candidatos registrados en la boleta presidencial, las últimas encuestas de opinión realizadas por la firma Mercado Firme y publicadas por el periódico La Prensa enfilan solamente a cinco de los contendientes con posibilidades reales de ostentar el cargo: José Raúl Mulino, José Gabriel ‘Gaby’ Carrizo, Martín Torrijos, Rómulo Roux y Ricardo Lombana.

El aspirante de derecha Jose Raúl Mulino, es el favorito de las encuestas, con un 29,4% de intención de voto. Envuelto en tensiones con el Poder Judicial debido a un caso de inconstitucionalidad en su elección interna, Mulino, aunque favorito para llevarse la elección, no se sabe con exactitud si terminará apareciendo, o no, en la boleta del próximo 5 de mayo.
 
Tras la inhabilitación del propio Martinelli para participar en las próximas elecciones generales los primeros días de marzo, la coalición de ambos, Realizando Metas y Alianza, se decantó por su fórmula, José Raúl Mulino, para representar a la oposición en los comicios presidenciales, aunque una demanda presentada por una abogada panameña resalta que la candidatura de Mulino no es válida porque no fue sometida a unas primarias ni recibió un acta oficial por parte del ente electoral.

Con el lema “Mulino es Martinelli, Martinelli es Mulino”, el político basa su plataforma electoral en el discurso conservador de su excompañero de fórmula, proponiendo liberalizar la economía, favorecer el sector privado y una controversial propuesta relacionada con el ‘cierre’ del Darién panameño, uno de los cruces migratorios más transitados y más peligrosos del planeta.

Martín Torrijos, expresidente de Panamá de 2004 a 2009, se postula para un segundo mandato, aunque ahora lo hace por el Partido Popular (centroderecha). Politólogo de profesión, Torrijos tuvo un mandato turbulento, impulsando la ampliación del Canal de Panamá, afrontó un escándalo en el país por un envenenamiento masivo de pacientes del seguro social y resultó involucrado en el caso por contratos con la constructora brasileña Odebrecht, aunque su caso fue archivado.
 
Es el principal rival de Mulino, aunque muy por debajo en intención de voto, con 11,6%, según las encuestas publicadas por La Prensa.

Rómulo Roux y Ricardo Lombana, ambos antiguos miembros del servicio exterior panameño con distintos roles, le pisan los talones a Torrijos en la preferencia popular, con 10,5% y 10,4% respectivamente. Roux es conocido por enfrascarse en una disputa de poder con Martinelli por el control del partido Cambio Democrático en 2018, coalición por la que se postula en estas elecciones.

En contraparte está ‘Gaby’ Carrizo, abogado y actual vicepresidente de Laurentino Cortizo, envuelto en escándalos de corrupción por ‘donaciones no aclaradas’ a la campaña y malos manejos económicos relacionados con la compra de aparatos médicos a sobreprecio para enfrentar la pandemia de Covid-19. El impopular Gobierno de Cortizo y las polémicas propias de Carrizo lo mantienen en el sótano de las encuestas, con solo un 4,6% de preferencia.
 
Migración, falta de agua y combate a la corrupción: los temas del debate nacional

Las elecciones generales del próximo 5 de mayo están enmarcadas dentro de un contexto de crisis multidimensional en las altas esferas gubernamentales, que desembocan en un descontento popular generalizado que se traduce en más de un 20% de abstencionismo presupuestado por las encuestas de La Prensa.

En agosto, el Canal de Panamá, una de las rutas marítimas comerciales más importantes del mundo, tuvo que retrasar sus operaciones debido a una escasez hídrica que azotó la región, con cientos de barcos esperando días enteros en para cruzar el tramo que conecta el océano Pacífico con el Atlántico.

Las pérdidas millonarias que representó el retraso en las actividades del canal, así como las preocupaciones medioambientales por el monstruoso gasto de agua que requiere su utilización, son temas que preocupan al electorado panameño, que presiona a sus candidatos para que afronten la crisis climática de manera tajante. 

Por otro lado, la corrupción, que es una preocupación compartida en la región latinoamericana, también toma protagonismo de cara a las próximas elecciones panameñas.

Con un historial de mandatarios envueltos en polémicas de corruptela, con el propio Ricardo Martinelli siendo inhabilitado debido a una condena de 10 años por blanqueo de capitales en un macroesquema de corrupción que inició en su Presidencia, la plantilla de presidenciables acuerda que el combate a la corrupción y el mal manejo del erario público debe ser la base del futuro.

La selva del Darién, que solo el año pasado vio a 500.000 migrantes pasar por el territorio en búsqueda del ‘sueño americano’, es otro asunto esencial dentro de la plataforma política de los aspirantes.

Panamá comparte la responsabilidad de la peligrosa selva con Colombia, país con el que ha tenido distintos roces diplomáticos durante el Gobierno de Cortizo, quien ha acusado a Bogotá de “no querer” colaborar en el manejo de la crisis migratoria que experimenta la región.
 
Sobre ello, las propuestas del derechista Mulino son las más polémicas y cuestionables en referencia al respeto de los Derechos Humanos de los desplazados en la región.
 

Mulino aseguró el pasado 16 de abril que, de llegar a la Presidencia, “cerraría” el paso fronterizo en el Tapón del Darién, haciendo alusión a un impulso en la cooperación con Estados Unidos, cuya frontera, según el ahora candidato, pasó “de Texas a Panamá”.

Con el calendario electoral en la región sobrecargado, las elecciones generales panameñas representarán un hito histórico y pueden definir el rumbo futuro de las migraciones latinoamericanas. 

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *